¿Qué hacer si tengo tendinitis aquílea?

En plena época de maratones y con la buena temperatura, son muchos corredores los que se animan a intensificar o iniciar su práctica. Esto, sino es efectuado correctamente, puede llevar a una lesión que nos puede dejar durante meses sin practicar este deporte. Hoy hablaremos de las causas, síntomas y prevención de una lesión frecuente: la tendinitis aquílea o del tendón de Aquiles.

El tendón de Aquiles es aquel que conecta los músculos de la zona de los gemelos con el talón. La tendinitis se produce cuando éste se inflama, dando comienzo a un dolor más o menos intenso, que puede llegar a limitar el paso o la realización de la actividad deportiva.

Causas de la tendinitis aquílea

El tendón de Aquíles se inflama con mayor frecuencia como resultado de una sobrecarga o por el padecimiento de artrisitis. Esto es más común en personas jóvenes y en corredores, jugadores de baloncesto, fútbol u otros atletas, los cuales efectúan muchos saltos o malas posiciones que añaden tensión sobre el tendón.

La tendinitis aquílea puede aparecer en casos de:

  • Incremento repentino en la cantidad o intensidad de una actividad.
  • No se realiza un calentamiento adecuado.
  • Sólo se entrena en superficies duras.
  • Utilización de un calzado inadecuado o ya desgastado por la practica.
  • Giro inesperado del pie con repercusión en el talón.

Síntomas

Los síntomas más frecuentes que nos indican la aparición de la tendinitis aquílea son:

  • Dolor en el talón.
  • Dolor que irradia hacia el gemelo.
  • Dolor en el talón al caminar o al correr.
  • Zona rígida a primera hora de la mañana.
  • La zona puede estar hinchada.
  • Dolor al tacto o al movimiento.
  • Dificultad para estirar el pie o ponerse de puntillas.

Tratamiento

Aquellos que sufren la tendinitis aquílea no suelen precisar de cirugía aunque sí de constancia y paciencia puesto que la desaparición del dolor no es inmediata y pueden llegar a pasar unos 2 meses hasta la recuperación total. Normalmente el tratamiento se basa en el seguimiento de varias pautas como:

  • Aplicar hielo en la zona.
  • Diminuir la actividad física que cause dolor.
  • Caminar sobre superficies lisas y blandas.
  • Cambio de calzado.
  • Uso de una ortesis técnica para mantener la zona inmovilizada hasta la desaparición de la inflamación.

Prevenir la tendinitis aquílea

Para evitar esta lesión es fundamental trabajar el tren inferior, lo cual nos ayudará a ganar fuerza y flexibilidad. De igual modo, es fundamenta la elección del calzado, pudiéndose también usar una plantilla personalizada, y la elección de la frecuencia y el terreno sobre el que se va a practicar.

En Ortopedia BCN disponemos de diversas soluciones que proporcionan una sujeción a esta zona, lo cual es fundamental para evitar la aparición de la tendinitis o disminuir las molestias que está causando.

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No products in the cart.

Seguir comprando